domingo, 27 de enero de 2008

Livemocha

Recién estrenado enero, son muchos los que se fijan buenos propósitos para los próximos 366 días aprovechando el comienzo del nuevo año. Entre los clásicos siempre se encuentran los de dejar de fumar, apuntarse al gimnasio o sacarse el carné de conducir. Otro habitual estas fechas es lo de aprender un idioma nuevo. Precisamente para que este propósito no sea tan efímero como un polvorón de almendras, Livemocha ofrece una serie de recursos con los que se resultará más ameno iniciarse en una nueva lengua. Livemocha, que como toda página de la generación web 2.0 que se precie se encuentra en fase beta, pone al alcance del internauta diferentes herramientas para aprender por sí mismo, y conforme a sus horarios, el idioma que él desee dentro de una oferta compuesta por las seis lenguas más habladas del mundo: francés, inglés, español, alemán, hindi y chino mandarín.


Empezar es tan fácil como rellenar un breve cuestionario con los datos personales, escribir una pequeña presentación y elegir el idioma deseado, opción en la que, además, el usuario deberá seleccionar el nivel con el que comienza su curso, que incluye todos los grados desde principiante hasta fluido. El curso se encuentra dividido en dos grandes lecciones, cada una de ellas subdividida, a su vez, en cinco unidades menores que el estudiante puede ir completando diariamente o cuando él desee. Cada unidad se compone de varias secciones diferentes, aunque alguna de aquéllas no incluye las siete: "Aprender" (aparece una imagen, el texto que la describe y se escucha su pronunciación), "Lectura" (el estudiante debe unir la palabra o texto escritos con la imagen que le corresponde), "Audio" (escuchar una palabra y señalar la imagen correspondiente), "Magneto" (escuchar una frase y ordenar las palabras correctamente), "Escritura" (escribir un breve texto para evaluar el dominio en el plano escrito), "Oral" (muy divertido: leer un texto en voz alta mientras se graba con el micrófono) y "Diálogo" (hablar con otro compañero). Una vez concluida la unidad, los puntos obtenidos se suman al contador personal del usuario, quien entra en una clasificación en la que puede competir con otros miembros de la comunidad que estén realizando el mismo curso. Porque no sólo la flexibilidad de horarios (completamente personalizada) es una de las ventajas de Livemocha: otro de sus atractivos son las facilidades para interrelacionarse con otros miembros de la web interesados en practicar un idioma. De ese modo, se ofrece la posibilidad de crear una pequeña red social de amigos procedentes de cualquier parte del mundo con quienes chatear y mejorar así el nivel del idioma que se está practicando. Esos amigos, además, pueden enviar comentarios y sugerencias cuando el usuario finalice alguno de sus ejercicios. El estudiante cuenta, asimismo, con la ayuda de un "tutor", un educador profesional que forma parte del equipo de Livemocha y que asesora al alumno a lo largo de todo el proceso.


Naturalmente, será difícil que sustituya a los profesores y clases tradicionales, pero, sin duda, Livemocha es una interesante opción para aquellos que, por falta de tiempo o cuestiones monetarias, no puedan asistir a un curso oficial o para quienes deseen mejorar sus segundos idiomas cómodamente y desde casa.

1 comentario:

LaWi dijo...

¡Hola!
Soy Laura, LaWi. Este fin de semana me hice un blog dedicado a Japón, pásate!
www.japanxtreme.es