jueves, 15 de marzo de 2007

La cama hecha bien vale un reggaeton

En 1593, Enrique de Navarra luchaba por ser rey de Francia, pero para ello se le exigía que abjurase del calvinismo y se convirtiera al catolicismo. Finalmente aceptó "convertirse" a la fe católica, pues era la única vía para acceder al trono francés, y es entonces cuando se le atribuye la célebre frase de "París bien vale una misa", dando a entender que merecía la pena renegar de su fe a cambio de conseguir la corona. El otro día yo me encontré en una situación parecida. Como yo tenía cosas que hacer, mi hermana aceptó hacer mi cama. El problema es que ella forma parte de esa extraña clase de jóvenes que les gusta el reggaeton y, claro, mientras hacía la cama puso un disco de fondo con esa ¿música? y, además, con un volumen elevado. Yo me levanté para pedirle que tuviera piedad y no me castigase con sus gustos musicales, pero recapacité y llegué a la conclusión de que si le pedía que lo quitase la respuesta iba a ser que la cama la hiciera yo. Entonces, como Enrique IV de Francia en su momento, pensé que "la cama hecha bien vale un reggaeton".

He de reconocer que la decisión fue complicada, porque teniendo en un lado de la balanza el tener que perder el tiempo haciendo la cama –que, total, después la voy a deshacer otra vez– y en el otro someterme a una tortura a base de reggaeton, hay que pensárselo mucho. Y es que esta música me produce verdadero repelús, creo que lo odio incluso más que el bacalao.

Aparte de ser una música machista, me parece monótona, aburrida y lamentable.

Tenía la esperanza de que después de Tamara (ahora conocida como Ámbar) ya no se pudiera caer más bajo en esto de la música, pero, por desgracia, mi optimismo se vio defraudado.

Las primeras amenazas aparecieron en 2003, con Lorna y su "Papi chulo", y la debacle definitiva se produjo en 2004 con Don Omar y sus colegas. Mi tía Mari cree que los años bisiestos son particularmente trágicos y desde entonces yo pienso lo mismo: los atentados del 11M, el tsunami del sureste asiático y el reggaeton confirmaron la superstición. Después nos invadió una avalancha de grandes éxitos en la que incluso colaboraron Shakira y Alejandro Sanz con su "Tortura" el mejor título posible para un tema de reggaeton–. Rizando el rizo, el año pasado apareció Huecco con su "Pa mi guerrera" que mezclaba reggaeton con rumba y se inventó un nuevo género: rumbatón. Esto fue definitivamente el acabose: Huecco es como fusionar, a lo Dragon Ball, a Melendi y Don Omar.

Tras varios años de "Tortura" me surge una gran duda: ¿alguien entiende lo que dicen sus canciones? "Dale, papi, que estoy suelta como gabete." (¿tiene diarrea?); "presea, dale presea, si ya no estamos juntos otra mujer me janguea, mami." (¿Presea era griego?); "¡Esta noche hay pelea! (¡woof, woof!) / ¡Gata suelta tu correa! (¡woof, woof!)" (¿qué hacía mientras escribía la letra?); "¡Huh! ¡Daddy-Daddy Yankee! ¡Ah! ¡Blassy-Blassy-Blass! ¡Con-con-con-conspiración!" (¿la escribió Losantos?). Que los dioses de la literatura me perdonen la blasfemia, pero me recuerda a algunos escritos de la Edad Media que, aunque reescritos en español moderno, su arcaica construcción hace que en ocasiones resulten incomprensibles. Teniendo lo anterior en cuenta, me pregunto: ¿se puede escuchar reggaeton sin un diccionario al lado?, ¿realmente se enteran de algo aquellos que, poniendo en grave peligro su salud mental, escuchan a esta gente? Yo creo que la Real Academia Española podría publicar un diccionario específico para este género musical, que podría llevar, por ejemplo, el nombre de "Diccionario panhispánico de reggaeton".

Resumiendo mi post de hoy, creo que, junto a la piratería, la S.G.A.E. y Operación Triunfo, el reggaeton es lo peor que le ha pasado a la música en los últimos años. Rezaré al dios Cronos para que transcurra rápidamente el tiempo y el reggaeton pase pronto al olvido, junto con otras modas pasajeras que de vez en cuando asaltan nuestra existencia.

3 comentarios:

Blanca dijo...

Hola Javi!! Jaja... aunque yo soy de las que se divierte bailándolo, tengo que reconocer que has estado muyyyyy acertado con tus comentarios sobre este "género musical". También el título me ha parecido muy bueno, eh?
Por cierto, te animo a que analices la de "Dale con el látigo"... brutal.

Anónimo dijo...

jaja me parecio super archi mega divertido (sin ofender ... a todo el esfuerzo que hiciste por escribir tremendo articulo).. ah si tienes razon el ese genero "EL REGGAETON" no me gusta y eso q te tengo 16 años ¬¬ .. lo se paresco "rara".. por no ser como la juventud de hoy . jiji , pero me agrado , estaba paja enserio sigue escribiendo mucho mucho ! .. mm sabes me gustaria q escribas algo sobre lo paranormal .. bueno es solo un comentario u.u .. bueno chaito.. *)

ilDorade dijo...

Gracias por tu comentario, Anónimo.